Imagen cortesía de: Emaze

Es bien sabido que los hoteles, al igual que los restaurantes, se clasifican por medio de un número de estrellas, o al menos así es en la mayoría del mundo. Los hoteles de 5 estrellas son lugares con excelente reputación, con un servicio excelente; momentos agradables están garantizados. Sin embargo, hay un hotel en Dubái que va mucho más allá de los estándares. Tanto así que se conoce publicitariamente como “el único hotel de 7 estrellas del mundo”.

Por qué el Burj Al Arab es tan maravilloso

Primero que nada, no está valorado oficialmente en 7 estrellas, como piensa la mayoría. Tiene oficialmente 6, pero la séptima estrella se le agregó popularmente.

Para quedarte una sola noche en el hotel, los precios varían entre $ 2.500 y $ 40.000 USD. Dado que son precios extremadamente altos, no cualquiera puede disfrutar de la estadía en este hotel. Sin embargo, se puede decir que los servicios que se ofrecen en este lugar no se ven en cualquier otro hotel.

El servicio no es un problema, pues el personal está compuesto por personas provenientes de más de 80 países, elegidos y entrenados a través de un protocolo muy estricto, para poder atender las necesidades de los huéspedes en su idioma natal.

Tiene 9 restaurantes, dentro de los cuales destacan el Al Muntaha (localizado a nada menos que 200 metros de altura, con un mirador panorámico, desde donde se puede ver todo Dubái. Otro restaurant es el Al Mahara, que está construido debajo del mar. Desde el restaurant se puede ver el fondo marino, como una especie de acuario.

El edificio en sí mide 321 metros de altura, por lo que es uno de los hoteles más altos del mundo entero. Otro aspecto sorprendente es el transporte ofrecido por el hotel: los huéspedes pueden pedir un Rolls Royce Silver Seraph como transporte. Y por si no es suficiente, también pueden optar por un helicóptero, que aterriza en el helipuerto en la parte superior de la estructura.

Dejar respuesta