Foto: cepal.org

Para muchos extranjeros Ecuador es una opción viable para la emigración debido a su modelo económico norteamericano. Sin embargo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó un documento el pasado julio en el que se contemplaban las cifras en rojo que posee la nación. Según sus cálculos, para el cierre de éste año el decrecimiento se situaría en 2,5 %.

Algunas razones del decrecimiento

El principal factor radica en la caída del precio del petróleo, que se ubicaba en 16,5 %. Otro agravante para el país fue el fuerte terremoto azotó la nación en el pasado mes de abril, lo cual tuvo una clara incidencia en la economía al tomar decisiones como la de aumentar el impuesto al valor agregado un 2 %. Asimismo es conocido que los impuestos tributarios han descendido un 9,1 %. Pero no todo deriva en críticas, pues también se han recibido balances positivos.

Tal es el caso de Patricio Rivera, ministro coordinador de la Política Económica. Con sus palabras aludió al Fondo Monetario Internacional (FMI): “ellos muestran lo que sucedería si el Ecuador hace un ajuste fiscal de 4 o 5 puntos añadidos al Producto Interno Bruto (PIB). Pero no llevaremos una política de ese tipo. El país se encuentra en mejor situación y está recuperándose”.

Colaboración del FMI

En vista de tantos inconvenientes en su contra, el gobierno se vio en la obligación de solicitar ayuda una vez más al FMI, organización que es consciente de la crítica situación que vive el país.

En un informe detallado, hizo mención del  desembolso de $ 364 millones para la reconstrucción por la tragedia ocurrida en abril. Ese desastre natural le costará al Ecuador $ 3.300 millones, según sus cálculos.

Además indicó que se espera para finales de año un decrecimiento de -2,3%, y para el venidero 2017, de -2,7%. El precio del barril llegaría a menos de $ 50 en el 2021.

Cabe destacar que el CEPAL ha tomado medidas para crear sistemas de protección social en Latinoamérica.

 

Dejar respuesta