Poco saben las futuras madres acerca de la importancia de llevar un buen control con el odontólogo durante su período de gestación, muchas no le dan importancia y creen que solamente con ir a su obstetra es suficiente, pero el riesgo de sufrir una enfermedad bucal no se disminuye porque ahora este embarazada, más bien se acrecienta.

Entre las enfermedades más comunes están: la caries dental y las enfermedades periodontales. Debido a la desinformación que existe acerca de estas y su relación con el embarazo se han esparcido diferentes mitos.

Mito 1: “Tengo caries porque pierdo calcio”

Este es un mito muy común en la cultura popular, creen que este nuevo ser en formación demanda calcio de los dientes, y que por ello las gestantes tienen más tendencia a desarrollar la caries dental. Sin embargo diversos estudios como han concluido que en este estado no existe desmineralización de los dientes, aunque si la haya en el esqueleto.

El aumento en el índice de caries se debe al cambio en el pH salival, la pérdida de la capacidad Buffer de la saliva, y que además durante el embarazo la mujer esta predispuesta a tener más apetito, y desear comidas poco habituales, y como consecuencia tenemos una dieta poco equilibrada o nutritiva con altos niveles de azucares, que afectan directamente sobre la dentadura de la madre.

Mito 2: “Que se me caiga algún diente es normal”

La verdad si puede que una embarazada sienta que se le hayan aflojado algunos, pero esto se debe a que durante el embarazo los ligamentos de todo el cuerpo se distienden, entre ellos el ligamento periodontal, que sostiene los mismos. Sin embargo, no por ello es normal que se llegue a caer algún diente, si esto llegase a suceder lo más probable es que esa persona ya sufría una enfermedad periodontal preexistente al embarazo.

Por ello es importante que la mujer que esté embarazada vaya a un odontólogo al menos 1 vez cada trimestre, el embarazo no es una contraindicación para los controles, un buen profesional sabrá tomar las medidas necesarias para un buen cuidado de la salud bucodental de la paciente gestante.

Dejar respuesta